Posteado por: julibcn | 27 septiembre, 2011

Y nació Oscar!!!!!

Como ya había comentado, el parto fue bastante complicado para Elena y divertido para mí 😀

En orden:

1) Elena ingresó en la sala de dilatación a las 2:30

2) A las 5:00 la echaron por ruidosa y no dejar tranquilas a las 4 pobres chinas que estaban sufriendo sus contracciones en el más absoluto silencio

3) Al llegar a la sala de parto, Elena empieza a pedir la epidural, a lo que la enfermera contesta: “La doctora está en la sala de operaciones y no podemos ponerla sin ella”, mientras me guiña un ojo a mí

4) En media hora, Elena empieza a pedir de nuevo la epidural, y la enfermera sigue con las excusas: “Ya has dilatado hasta los 8 cms, por lo que ya es tarde. Te quedan 2 cms hasta que empieces a empujar”

5) Elena empieza a cagarse en toda su santa familia, viva y muerta. Suerte que la chinita no sabía castellano, y poco inglés…

6) Entran más enfermeras y empiezan a pedir que empuje. Entre la frase ‘push, push, push’ y ‘empuja, empuja’ (que la enfermera china me preguntó para saberlo)

7) A la media hora, la enfermera manda a Jose a comprar un Red Bull para Elena, para reponerse, porque el niño no quería salir

8) Más de una hora empujando y sufriendo hasta que la doctora dijo que iban a utilizar los fórceps (una especie de tenazas para abrirlo todo…), que ya podía relajarse

9) Ultimo empujón y, sorprendentemente, aparece la cabeza del niño. En ese momento, la habitación se llenó de gente, se colaron 9 mujeres en el paritorio: la comadrona, dos doctoras, enfermeras… había una tarea para cada una; no se olvidaron de nada.

10) Mientras una de las doctoras le dice: “Relájate, no empujes más, ya lo hacemos nosotras”, Elena responde a gritos: “Sacarme el niño ya, no puedo más”. Los gritos creo que se escucharon hasta en Hong Kong.

11) Momento final: la doctora dice “ahora empuja fuerte, incluso si no notas contracciones”. Empuuuuuujjjjaaaaaaaa!!!!!

Hora oficial: 8:50, Oscar ya está aquí!

Me ofrecieron cortar el cordón umbilical, pero le dejé la tarea a los profesionales, jeje. Me parece algo súper gore. Incluso un enajenado mental me comentó que lo guardase: ¿un cacho de de piel muerta? Estás de coña.

Lo midieron y pesaron: 50 cm. y 2790 gramos. ¿Cómo puede algo tan pequeño dar tanto miedo?

Y se lo dieron a Elena, que se lo había ganado…

Mientras, el pobre Jose del Toro se estaba peleando con las enfermeras de planta. Yo ya había empezado la pelea, porque Elena no quería compartir habitación con nadie. En este hospital VIP había habitaciones de 1, de 2 y de 3. Estábamos decididos a pagar el extra de otra cama. Vamos, como si fuese el Hilton. También llamamos a nuestro doctor, que es, a la vez, el director del hospital, para que mediase por nosotros. Entre mis quejas, la llamada del doctor y Del Toro allí cada 30 minutos, conseguimos una habitación privada. Y tenía dos camas, por lo que no me tocaba dormir en silla, jeje. Bueno, de todos modos, lo vamos a pagar, ¿eh?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: